Mi ticket, por favor

Si has estado en Taiwan, sabrás que todos los tickets, de cualquier producto que compres, tienen un número de 8 cifras. Resulta que este código es para participar en un sorteo que se realiza cada dos meses. Bueno, más que un sorteo ¡es una auténtica lotería!

Con un ticket premiado puedes ganar alrededor de entre 5 euritos y 250.000 euros. Hay muchos premios, de diferentes cantidades, no tanto como en la pedrea de Navidad, pero no deja de ser un excelente incentivo para que la gente no se olvide de pedir su ticket después de la compra.

receipts2

En Taiwan esto causa furor. Hay premios a partir de las tres últimas cifras, así que no es tan raro que en cada sorteo te caiga algo, al menos el dinero suficiente para invitar a una ronda de cervezas a tus amigos. Por esta razón, nadie olvida su ticket. Nadie. Has de ser un turista recién llegado y muy despistado para no pedirlo. Aunque en los establecimientos están ya tan acostumbrados que te lo dan sin preguntarlo.

wpid-wp-1428806894261

¿Y eso por qué?

Por lo visto, muchos negocios no declaraban sus ingresos, y al no procesar las transacciones por caja, había una gran cantidad de dinero negro que circulaba sin que la Hacienda taiwanesa registrara la parte que le toca. De modo que el gobierno decidió hace unos años poner en marcha esta iniciativa, y no sólo en Taipei, sino en todo el país.

Cada dos meses salen premiados 3 números, que según las cifras que coincidan con tu ticket puedes ganar entre 5 y 5.000 euros, pero también salen otros dos números con los que optar a dos premios únicos al número completo, uno de 50.000 y otro de algo más de 250.000 euros.

201502030024t0001

¿Os suena de algo este concepto?

El 5 de julio de este año nos despertamos con la noticia de que la Guardia Civil había irrumpido en la discoteca Amnesia, helicóptero incluido, para registrarla en busca de dinero en efectivo. Dentro de esta operación “Chopin”, llamada así por las Nocturnas de este compositor, (el que elige los nombres para las operaciones debe ser el mismo que traducía como le daba la gana los títulos de las películas de los 80) también registraron otras muchas discotecas, de Ibiza, de Mallorca y de algunas localidades de la península.

slideshow-1365615301_2

Por lo visto, los inspectores de la Agencia Tributaria habían visto que estas empresas estaban declarando un volumen de cobros con tarjeta de crédito que duplicaba los que recibían en efectivo, lo que hizo saltar las alarmas sobre la posible existencia de “un gran circuito paralelo de efectivo” que se ocultaba a Hacienda. Conforme fue avanzado la investigación vieron que había diferencias entre la actividad declarada y la que reflejaba el análisis del aforo habitual de los locales en relación con el precio de las entradas y la media de las consumiciones.

dinero

Incluso pusieron en marcha cierta vigilancia en los locales y descubrieron que algunos ofrecían una venta previa de tickets para consumiciones y tras servir la copa destruían el resguardo, con lo que no se contabilizaba la venta.

La pregunta es… si esto ha pasado siempre ¿se dan cuenta ahora?

Y… ¿no sería mejor incentivar al cliente para que se preocupe de recibir el ticket, y que cada consumición quede claramente registrada en la contabilidad? De este modo sería mucho más difícil que se colasen transacciones en efectivo sin declarar. Además, si en Taiwan han podido implantarlo, aquí también es posible, a nivel de Comunidad Autónoma, por ejemplo. Es cierto que haría falta cierta infraestructura, con el tema de las cajas registradoras, pero en realidad sólo habría que conocer exactamente como lo han hecho los taiwaneses e imitarlo. Inicialmente tendrá su coste, por supuesto, pero hay que pensar en el largo plazo. Si todos los establecimientos estuvieran obligados a tener ese tipo de caja registradora para los tickets, se asegurarían de que los ingresos se procesan como es debido, ¿no?

De hecho, al principio, podría ser la propia administración la que facilitara los dispositivos, que son los primeros interesados, o que el coste sea dividido con el establecimiento, para que paguen una parte. Eso ya son detalles secundarios, aunque se hace inevitable recordar las reformas que tuvieron que hacer miles y miles de locales en España hace unos años, con la entrada de la ley anti-tabaco, cosa que les duró un suspiro porque volvieron a cambiar la normativa y de repente las divisiones de los locales ya no servían más que para molestar.

¿Qué opináis de esta idea? ¿Os parece que una iniciativa así podría ayudar a frenar una gran parte del dinero negro que se mueve en Ibiza?

Fotos: Guide to Taipei, Ibiza-Spotlight, Diario de Ibiza.

Spread the love

3 thoughts on “Mi ticket, por favor

  1. Mambo_Jambo

    Me gusta la idea, porque es un modo de que sen las propias personas las que exijan los tickets (a no ser que uno esté tan pedo que no se pueda tener en pie) y no habría tentación de hacer esas trampas que se han hecho.
    Es verdad que el país de mierda, (y gobierno) que tenemos no se merecen que les paguemos ni 5 céntimos de impuestos, pero es el sistema y si se quiere vivir en él, hay que formar parte.

    1. Susana G. Quintana

      Pero hay tan poca intención de mejorar…. y si con algo como esto, hay que involucrar al ministerio de turno, es perder el tiempo. Aunque sea una idea muy práctica, hasta que la adoptaran oficialmente pueden pasar años

      1. Jamon Jamon

        Técnicamente esto podría aplicarse por un gran colectivo.. de empresarios, de hoteleros… pero no tendría sentido porque a quien esto le interesa es precisamente a Hacienda. Son los que ganan si todo el dinero que se mueve queda registrado ( o al menos, más cantidades que antes) la inversión en los premios sería mínima en comparación con lo que ingresarían.
        Pero hablamos de poner de acuerdo a muchos colectivos… y mientras estemos en un país sin gobierno es un UTOPÍA
        Aunque, ojalá estén leyendo estas propuestas las personas que toman las decisiones

Deja un comentario

Specify Facebook App ID and Secret in Super Socializer > Social Login section in admin panel for Facebook Login to work

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *